miércoles, septiembre 30
    Consejos

    ¡Guía para un aumento de sueldo!

    Las negociaciones pueden no ser un tema fácil de manejar para las personas. Esto es aún más difícil cuando se trata de las finanzas personales. Saber cómo negociar un aumento de sueldo no es algo imposible, solamente hay que aplicar algunas estrategias antes de enfrentar a un jefe o superior y, sobre todo, mostrar la confianza necesaria para demostrar que mereces un aumento de sueldo. Se trata de un momento que puede ser incómodo, sobre todo si no estás preparado para afrontarlo. Conocer las estrategias adecuadas te permitirá aplicar todas las herramientas necesarias para que las posibilidades de un sí se multipliquen. Esto es esencial, porque ir a una negociación sin estar preparados no solamente te dejará en desventaja sino que también te cerrará las puertas para un aumento durante mucho tiempo.

     

    ¿Cómo prepararte para negociar un aumento de sueldo con éxito?

    Análisis previo

    La primera pregunta que debes hacerte es si realmente mereces el aumento de sueldo. Es decir debes ser objetivo y analizar si ha habido un aumento de tus tareas o si tu productividad ha mejorado, brindando beneficios a la empresa.

    El principal argumento a favor de recibir un aumento de sueldo es tu aporte profesional a la empresa. Si tu trabajo es rentable y si eres un buen empleado, merecedor de recibir un reconocimiento por sus tareas. Si cualquiera de estas respuestas es un no rotundo y objetivo, es mejor dejar la negociación para otro momento. Si no has aportado nada de relevancia a la empresa o eres un empleado que llega tarde o tiene poco compromiso laboral, solicitar un aumento de sueldo puede dejar las puertas abiertas para un despido.

    Revisa cuidadosamente cuáles son las tareas que te corresponden, cuáles son las tareas extras que realizas, si tu trabajado ha tenido una evolución positiva desde la ultima discusión acerca de tu sueldo, qué capacidades académicas has adquirido y los horarios que cumples. Si de tu análisis se desprende que estas realizando un aporte a la empresa mayor que tu sueldo mensual, ha llegado el momento de pedir un aumento. Lo importante es contar con argumentos visibles y medibles para demostrar que eres un empleado valioso para la empresa y que ésta debe hacer lo posible para retenerte.

     

    Analizar sueldos del rango y del área donde te desempeñas:

    Un aumento de sueldo no debe ser demasiado alto ni tampoco demasiado bajo con respecto al promedio en puestos y en áreas similares a las que te desempeñas. Para esto, debes averiguar en colegios profesionales, sindicatos o con colegas, acerca de los sueldos promedios que están obteniendo aquellas personas que realizan tareas como las que desempeñas.

    Ir a una negociación de aumento de sueldo sin conocer esto, puede ocasionar que solicites un monto muy alto (incluso más que tu superior) con lo que pueden catalogarte como una persona que se siente superior al resto o bien un número demasiado bajo, lo que demostrará que no valoras realmente tu trabajo por lo que tus superiores tampoco debería hacerlo. Si la empresa está atravesando un momento complicado en su economía, muchos aconsejan dejar de lado la solicitud para un aumento.

    Sin embargo, si demuestras que has trabajado lo suficiente para generar ahorros a la empresa o si tu trabajo ha logrado aumentar la rentabilidad de la empresa, tendrás las cartas para solicitar aunque sea un modesto aumento, hasta que las condiciones sean más propicias para negociar un aumento de sueldo en mejores circunstancias.

     

    Escribe la propuesta antes de ir a una reunión cara a cara:

     

    Luego de analizar la situación y determinar qué tienes a tu favor para solicitar el aumento, un buen consejo es poner por escrito los argumentos necesarios para solicitar el aumento. Esto te permitirá adquirir confianza para negociar y demostrar seguridad con tus palabras. Podrás aportar claridad a los motivos que te llevan a pedir un aumento y organizar las ideas para que tu presentación sea perfecta y sin errores.

    Poner por escrito las razones para pedir un aumento permite que no olvides nada importante y que tengas un guión para organizar tu discurso. Si tienes cifras concretas acerca de tu rentabilidad o tienes una proyección acerca de cómo deseas aumentar de sueldo es necesario que incluyas documentación y gráficos acordes para que tu presentación sea profesional y seria.

     

    Sé concreto y sincero durante la reunión:


    Desde el momento en que solicitas la reunión para tratar el aumento de sueldo, la sinceridad debe estar presente en todas las etapas. No debes ocultar el motivo por el cual quieres hablar con tu jefe o superior porque esto solamente hará que haya una mala predisposición de su parte cuando le expliques los verdaderos motivos para la reunión. Debes ser conciso acerca de lo que quieres y destacar que tu trabajo te agrada y que quieres seguir perteneciendo a la empresa.

    A continuación debes esgrimir los motivos por lo que consideras que mereces el aumento de sueldo. Es importante que primero demuestres que tu aporte profesional es valioso para la empresa y luego solicites el porcentaje de aumento deseado. No debes demostrar signos de vanidad o superioridad porque no ayudarán para que seas candidato al aumento. Debes demostrar tus capacidades con humildad y con hechos fácticos que fundamenten y argumenten por qué mereces ganar más por el trabajo que desempeñas en la empresa.

    Es importante que seas seguro con tus palabras y tus argumentos para que seas tomando en serio. Un tip a considerar, es no solicitar la reunión para un día viernes o lunes porque suelen ser días demasiados complicados para los jefes y quizás no estén del mejor humor para estar receptivos a pedidos de este tipo.

     

    Debes estar preparado para negociar:


    Si bien es común que la respuesta acerca de tu propuesta no sea inmediata, quizás tu superior quiera negociar porque considera que el porcentaje mencionado es demasiado alto. Es por esto que no hay que dar una cifra concreta, siempre es mejor con porcentajes para poder negociar con mayor facilidad.

    Tu superior va a proteger los intereses de la empresa por lo que debes estar preparado para recibir una propuesta menor a la que quieres. Lo importante es estar dispuesto a negociar y a esgrimir argumentos válidos para estar en mejores condiciones para regatear. Seguramente tu jefe debe consultarlo con sus superiores por lo que espera una nueva reunión para conocer la decisión final.

    Si pasa un tiempo prolongado y no hay novedades al respecto, puedes recordarle que tienen un asunto pendiente al cual deseas darle un cierre, pero intenta no obsesionarte con el asunto.

    Solicitar un aumento de sueldo no debe ser una tarea imposible o que genere temor entre los empleados. Se trata de una manera de demostrar que te preocupas por tu carrera profesional y que valoras el trabajo y aportes que realizas a la empresa. Debes estar preparado para cualquier respuesta, y tener la capacidad para aceptar una negativo sin enfadarte por que esto te cerrará las puertas para cualquier negociación futura.

    Si obtienes un no, puedes esperar un tiempo y recabar más información para prepararte mejor la próxima vez. Si en cambio sientes que no eres valorado y tu trabajo no es tenido en cuenta por la empresa, quizás sea hora de analizar un cambio de empleo para obtener mejores condiciones laborales.

    error: Alert: Content is protected !!